Home

“Dr. Strangelove…”

DrStrangelove

 

Ficha Técnica:

Título: “Dr. Strangelove, or how I learned to stop worrying and love the bomb” (¿Teléfono rojo? Volamos hacia Moscú)

Director: Stanley Kubrick

Género: Comedia / sátira / anti-bélico

Año: 1964

País: Reino Unido

Duración: 93 minutos

Actuación: Peter SellersGeorge C. ScottSterling HaydenJames Earl JonesKeenan Wynn,Slim PickensPeter BullTracy ReedJack CreleyFrank BerryGlenn BeckShane RimmerPaul TamarinGordon TannerRobert O’NeilRoy Stephens

Premios:

1964: 4 nominaciones al Oscar: Mejor película, director, actor (Peter Sellers), guión
1964: Círculo de Críticos de Nueva York: Mejor Director
1964: BAFTA: Mejor película

Sinopsis:

Convencido de que los comunistas están contaminando los Estados Unidos, un general ordena, en un acceso de locura, un ataque aéreo nuclear sorpresa contra la Unión Soviética. Su ayudante, el capitán Mandrake, trata de encontrar la fórmula para impedir el bombardeo. Por su parte, el Presidente de los EE.UU. se pone en contacto con Moscú para convencer al gobierno soviético de que el ataque no es más que un estúpido error. Mientras tanto, el asesor del Presidente, un antiguo científico nazi, el doctor Strangelove, confirma la existencia de la “Máquina del Juicio Final”, un dispositivo de represalia soviético capaz de acabar con la humanidad para siempre.

http://www.filmaffinity.com

 

Anuncios

11 pensamientos en “Clase 11 / 18 de noviembre

  1. “Dr. Strangelove or: How I Learned to Stop Worrying and Love the Bomb” (en español “¿Teléfono Rojo? Volamos hacia Moscú”) es el séptimo largometraje del director estadounidense Stanley Kubrick y que fue estrenado en el año 1964.
    La película es una sátira acerca del conflicto y la tensión entre Estados Unidos y la Unión Soviética durante esos años. Con una tonalidad de comedia negra, el cineasta más ambicioso y revolucionario de la historia del cine nos presenta su última obra en blanco y negro y la única que nos hace reír de una manera escandalosa. “Dr. Strangelove” sería el final de una etapa y el comienzo de una nueva y muy importante para su carrera.

    Una película ligera con una duración de hora y media que engancha al espectador a partir de sus personajes y los diálogos disparatados que utilizan. Si tenemos en cuenta el contexto en el que se estrenó, la historia llama la atención porque se burla de un tema tan serio como la tensión de la Guerra Fría. Probablemente la gente no hubiera ido a ver la película si tratara sobre el conflicto de una manera seria (sería raro debido a que la tensión traía malos momentos al pueblo por el miedo constante a la bomba), y es la sátira y su humor negro lo que hace de esta película una diferente y atractiva.
    La historia (basada en la novela “Red Alert” de Peter George) nos cuenta a un general de la Fuerza Aérea estadounidense que ordena un ataque nuclear a la Unión Soviética sin permiso de las autoridades superiores. A partir de este suceso, el presidente trata de prevenir el bombardeo destruyendo a los atacantes y a la vez calmando a los rusos. También deberá tratar con los consejeros y con el científico alemán demente Dr. Strangelove.

    La narrativa se basa en las distintas situaciones que atraviesan los personajes y su fuerte está en los diálogos estrafalarios y conversaciones disparatadas. La más ejemplar podría ser la que tiene el presidente de Estados Unidos con el de la Unión Soviética a través del teléfono. Definitivamente se alejan tanto de la realidad que causa una carcajada en el espectador. Además de esta escena, hay otros grandes momentos memorables como cuando el soldado cae del avión en los lomos de una bomba mientras grita de una manera exagerada y la discusión entre el presidente americano y Dr. Strangelove, quien lucha con su brazo mecánico para que éste no haga el saludo nazi. Es así como Kubrick se burla de los temas tabú y de esta manera nos presenta una comedia negra que simpatiza con el público en la medida que le da una mirada positiva a lo negativo.

    Los personajes creados son geniales y muy llamativos para el espectador, pero gracias a las espectaculares actuaciones es que logran tener un impecable resultado. Debo decir que todos tienen un muy buen aporte actoral, sin embargo, el que destaca encima del resto es Peter Sellers. No cabe duda de que hace el mejor trabajo y el más complejo ya que debe caracterizar a 3 personajes totalmente distintos: el tímido y bonachón oficial de la RAF Lionel Mandrake, el serio presidente Merkin Muffley y por último al excéntrico científico Dr. Strangelove. Realmente son icónicos y el excelente trabajo de Sellers se debe a su creatividad tanto en los gestos y movimientos corporales como con la proyección y dicción de voz. Aparte de estos 3, también hay otras figuras notables que contribuyen a la comicidad como el desesperado general Buck Turgidson (George C. Scott) y el embajador soviético de Sadesky (Peter Bull).
    De alguna manera, la película me hizo acordar a la saga británica de comedia “Austin Powers”, en donde Mike Myers también representa a 3 personajes muy diferentes. En este caso también es una comedia con elementos absurdos, pero no llega a ser una sátira del peso de “Dr. Strangelove”.

    Los planos utilizados tienen una composición muy bella y me parece que los encuadres tienen una apariencia de cómic. En cuanto a los efectos especiales, me parecen buenos (teniendo en cuenta el año en que se produjo) ya que logran empalmar un buen montaje que hace la historia más creíble. Lo que se lleva el gran premio es el decorado recreado para la puesta en escena. El interior de los aviones y la sala de guerra están muy bien adaptados y se asemejan muchísimo a los de verdad. El perfeccionismo está tan presente que realmente el espectador podría creer que se filmaron en los espacios reales. Que no nos sorprenda que las Fuerzas Armadas de Estados Unidos quedaron maravillados con el trabajo de este director.

    Para concluir, “Dr. Strangelove” es una comedia negra que llama la atención por su atrevida sátira sobre un conflicto político entre 2 grandes potencias del momento: Estados Unidos y la Unión Soviética. La película funciona bajo su género porque se aleja de la realidad de una buena manera y mediante sus hilarantes diálogos y extrañas acciones es que enchancha al público y lo divierte de principio a fin. Stanley Kubrick logró realizar una obra maestra de la comedia con un aporte artístico de alta calidad y que le permitiría ser el próximo engreído del estado y poder filmar lo que le diera la gana. Con este largometraje se arriesgó a crear un proyecto distinto a lo que venía haciendo y algo que nunca más se volvería a ver bajo la autoría de este gran genio.

  2. Dr. Strangelove me pareció una película algo pesada por los diálogos, los nombres de los protagonistas. Aunque claramente pude darme cuenta que era una sátira. Kubrick de todas maneras se la jugó al hacer una película sobre un tema que ese entonces era algo delicado ya que se vivía la Guerra Fría, pero al hacerla de una manera divertida y graciosa, espero que los espectadores la hayan disfrutado.

  3. En lo personal, es una película que no me gusta nada. Sé bien que Kubrick es un maestro en el arte cinematográfico, pero hay gustos y gustos, y de repente esta primera etapa de su filmografía, no es de mi gusto, juzgando sólo por esta película. He visto otras obras suyas a colores como 2001, La naranja mecánica y El resplandor, y son bastante diferentes. Me gustaron mucho más.

    Tal vez es el tema que toca esta película y lo irónica y sátira que puede llegar a ser que en algunos momentos ya me aburría y me caía súper pesada.

    Lo que rescato de haberla visto, es aprender y saber cómo eran los “efectos especiales” en esa época, y pensar cómo el público se la creía, tal vez si hubiese estado en esa época también lo hubiera creído, pero habiendo visto tanto efecto especial con nueva tecnología, me parecía loco ver como el avión de plástico en miniatura era superpuesto sobre un video de paisajes como si estuviese volando de verdad un avión de tamaño original.

    En cuanto a actuaciones, creo que son buenas. El género más difícil de hacer, en mi opinión, son las comedias, si es que las quieres hacer bien y no acudir a los diálogos y expresiones clichés. Y Kubrick no quiso hacer lo típico en comedia gringa, si no crear diálogos inteligentes, con indirectas, sátiras e ironías acerca de este tema en especial como es la guerra.

    No me gustó mucho, pero analicé y aprendí bastante.

  4. Dr.Strangelove una pelicula con fines de revolucion y guerra mundial, me parecio buena, cabe recalcar que cuenta con buenos encuadres junto con movimientos de camara, pienso que es una satira. Por otro lado lo que mas me impresiono fueron los efectos especiales.

    En absoluto estoy en desacuerdo lo mejor de Kubrik con diferencia es Senderos de Gloria y Espartaco.

    Senderos de Gloria es la mejor película bélica de Kubrick, y en mi opinión, de todos los tiempos.

  5. En este caso, ya había visto la película varias veces y siempre rescato algo nuevo. Kubrick es mi director favorito y siempre lo he creído capaz de abordar diversos temas pero siempre marcando su estilo e imponiendo su extraordinaria visión para regalarnos excelentes películas.
    Esta vez, como en otras de sus obras, toca un tema histórico pero siempre a su manera y en ésta película se adueña de la tensión que generó la Guerra Fría y la satiriza de manera magistral.
    La historia se impulsa en un hecho que desencadena todo y pone en peligro al mundo entero, logrando así que un personaje cargue con el peso de esa gran responsabilidad. Todo esto viene situado en un momento histórico y satiriza a personajes con cargos existentes.
    Los diálogos son inigualables, nos roban carcajadas constantemente y a pesar de que es un tema denso, se deja entender de manera correcta. Los personajes son muy peculiares e hilarantes, cada uno con su tema aparte y viviendo el problema en su ambiente pero siempre conectados por la misma preocupación.

    Los planos son buenísimos y la dirección de arte es excepcional, ya que se logró montar todos los espacios con vasta credibilidad pero sin dejar de lado lo estético. Los efectos especiales me parecen excelentes, teniendo en cuenta el año de producción.
    Mi escena favorita es la final, cuando estalla la bomba. En mi opinión, es perfecta porque combina y contrasta lo que vemos con lo que escuchamos. Eso ya lo he percibido en varias obra de Kubrick, el mezclar un canción marcada de positivismo, con imágenes desgarradoras o muy violentas, como en el caso de Singing in the Rain en La Naranja Mecánica.
    En general, no podría decir que es la mejor obra de este director pero sí que es interesante por dónde se vea y un buen producto recomendable para todo el que le interese el género.

  6. Dr, Strangelove, sin lugar a dudas demuestra que es una sátira en todo su desarrollo. Tengo la seguridad que sin lugar a duda Kubrick sea una de los cineastas mejores del mundo. Cada uno de sus obras maestras como EL RESPLANDOR, NACIDOS PARA MATAR, ESPARTACO las he visto más de 5 veces aproximadamente. Pero, hablando de Dr. Strangelove no quisiera decir me decepciono, pero no le encuentre toda la gracia que pensaba que la encontraría. Todos sabemos que el tema de la guerra fría fue una pesadilla, pero también creo que en una sátira como esta película trato de buscarle una manera cómica, no resulto productiva. A mi parecer, la película es definitivamente es de genero cómico pero a su vez inteligente, no me produjo el efecto cómico que pensé que lo haría. Lo triste del tema es que muchos personajes que deambulan por el film deben ser ciertos, y eso impide la carcajada. Es una comedia en la cual uno tiene que ser muy detalloso y persuasivo para entenderla y disfrutarla. Es un film donde el sonido juega como otro personaje más, la forma en producir una comedia de un acontecimiento real y tan terrible como las guerras frías, cuesta una capacidad de dar a conocer dichos acontecimientos de manera cómica y de esa misma manera darla a conocer a un público. Creo que kubrick se empalmo totalmente del tema para dirigir esta película.
    Hablando en sí de la película, la escena para mi primordial es cuando todos los altos cargos directivos y el mismo presidente de los estados unidos están sentado en una mesa circular, discutiendo que hacer con aquella bomba que por error va hacer explotar a Rusia y también acerca de que este país tome represarías contra América. Es decir, la forma en la que ellos discuten de manera cómica, me hizo a entender que no está observando una película, más bien era como si fuera a una obra teatral. En otras palabras, hay escenas en las que no las logra entender para nada y que no iban de acuerdo con el desarrollo de la historia.

  7. La película nos presenta el conflicto de la Unión Soviética y Estados Unidos (Guerra Fría). Pero, lo curioso es que nos lo presenta de una manera burlona, ya que los diálogos de los personajes, pese a las distintas situaciones que pueden estar pasando, son graciosas y tontas. Esto se puede apreciar con mayor énfasis en la escena donde se realiza la reunión sobre el tema de la bomba que por error caerá en Rusia. Además, la escena del hombre que se lanza montado a una bomba y al descender de la misma celebra alegremente lo que nos causa risas en vez de pena porque su muerte es segura y fatal.

    La actuación de Peter Sellers me pareció estupendo porque pese a haber caracterizado a tres personajes estas fueron muy bien desarrolladas e impecables. Las actuaciones de lo demás también fueron de gran aporte para la película, ya que me permitieron engancharme a la historia. En general, los actores de primera y bien elegidos.

    Los planos del avión fueron impresionantes, ya que lograron su objetivo pese a los problemas que tuvieron. Además, para esos tiempos en que se llevó a acabo los efectos especiales fueron muy elogiados por los espectadores.

    En lo general, la película me resulto agradable pese a que por momentos me aburría pero gracias a los diálogos disparatados nuevamente me enganchaba.

  8. La película es sobre el conflicto de Estados Unidos y la Unión Soviética, pero Kubrick lo representa de una forma sarcástica este tema. La historia transcurre sobre un general de la Fuerza Armada estadounidense mando un ataque nuclear a la Unión Soviética sin autorización de las autoridades superiores.

    La película me pareció un poco aburrida a mi gusto por algunas escenas y por la historia, lo que destaco son las actuaciones, por ejemplo y el mejor de todos es de Peter Sellers, que hace un muy buen trabajo y complejo ya que caracterizó a 3 personajes uno es el tímido y bonachón oficial Lionel Mandrake, presidente Merkin Muffley y por último al extravagante científico,

    En la escena del avión me pareció un poco aburridas ya que se notaba falso, pero resalto que la película era de 1964 y en ese entonces los espectadores se lo creían totalmente.

  9. El título “Dr. Strangelove or: How I Learned to Stop Worrying and Love the Bomb” no es un truco de marketing. Para esta película del gran genio estadounidense Stanley Kubrick, estrenada en plena guerra fría (1964), el título parece ser la única forma de mostrarse inofensiva ante el espectador.

    Se trata del conflicto político más importante de los últimos cien años, dramatizado al punto de hacernos reír sin parar. “Dr. Insólito o: Cómo Aprendí a Dejar de Preocuparme y Amar la Bomba” en Lationamérica, es una sátira bélica de proporciones atómicas.

    En una demostración de maestría artística, Stanley Kubrick puso el peso de la consciencia americana y el futuro de su carrera en un largometraje de noventa y tres minutos, no tan largo en comparación de obras posteriores como “2001: A Space Odisey” y “Full Metal Jacket”. Este narra, a paso ligero, lo que pasa cuando el paranoico General Ripper (Sterling Hayden) ordena un ataque nuclear sin retorno a la unión soviética; y los intentos del alto mando estadounidense por frenarlo una vez sabida la noticia.

    Llevado por un maravilloso elenco de actores, entre ellos destacan el genial George C. Scott (quien interpretada impecablemente al carismático y despreocupado General ‘Buck’ Turgidson) y Peter Bull (el embajador ruso que es llevado a la sala de mando estadounidense). Pero la estrella de la película es Peter Sellers, el comediante interpreta a tres personajes: Al sombrío y parco presidente de los estados unidos; al casi indefenso General Mandrake, y al mentalmente afectado y rarísimo Dr. Strangelove.

    De hecho, Kubrick había planeado originalmente que Sellers también interprete al piloto del B-52 (cosa que no se llevó a cabo debido a un accidente) para que este llevase prácticamente todo el peso de la película; cosa que de todas formas se aprecia, demostrando su maestría al caracterizar de forma completamente distinta (desde la mirada hasta el color de voz) los tres papeles.

    La película está basada en el libro “Red Alert” de Peter George. Al tono de comedia negra (prácticamente en penumbras, como su iluminación), técnicamente, todos y cada uno de los personajes van perdiendo seriedad y se convierten en personas comunes y corrientes en una serie de disparatadas situaciones. Valiéndose de recursos narrativos como el uso de parejas de personajes contrarios cuyas interrelaciones evolucionan y cambian (Mandrake y Ripper; El Presidente y Turgidson; luego Turgidson y El Embajador, y El Presidente con Dr. Strangelove) y las similitudes entre las ideas de personajes que no están relacionados (como Ripper y Turgidson, de forma ligera pero intencional), Kubrick establece un formato narrativo brillante que funciona perfectamente para hacernos reír hasta el hartazgo.

    Todo se resume a esto: un presidente que desconoce la existencia del protocolo de ataque nuclear masivo sin retorno, que aprobó cuando estaba distraído. Y la URSS estuvo cuatro días tarde de publicar que poseía un arma disuasiva, automática y que destruiría a toda la humanidad en.caso de cualquier ataque. En base a esto, se construye una trama para no olvidar.

    Prácticamente todos los personajes sufren algún tipo de cambio debido al estrés: Turgidson se vuelve cada vez más histérico; Mandrake se vuelve más sumiso; Ripper muestra cada vez más sus desvaríos mentales; y Strangelove, mientras gana influencia sobre los presentes, deja fluir libremente su amor hacia el Tercer Reich. Dos cosas a destacar son que El Presidente solamente se muestra simpático y hasta sumiso con el beodo primer ministro de Rusia; y que el único personaje representado como verdaderamente decidido y que realmente tiene intereses contrarios a los estadounidenses es el Embajador ruso.

    Otro personaje a resaltar es el Mayor T. J. ‘King’ Kong (Slim Pickens), quien encarna al espíritu vaquero del ejército estadounidense, y la ignorancia cómica que Kubrick ve reflejada en ellos.

    En cuanto a arte estamos ante lo evidente: los estándares de este director / productor son siempre los más altos, la sala de mando está perfectamente construida, al igual que el interior del bombardero. Igualmente, los uniformes ayudan a caracterizar perfectamente a los personajes (y a los tresque encarna Peter Sellers). Al igual que las maquetas y bombas son muy creíbles; de hecho, creíbles para su tiempo. La tipografía de los créditos es redondeada, suave y está distribuida de forma creativa en el espacio.

    Los casi nulos movimientos de cámara y encuadres estáticos entran en contraste con la iluminación sombría y ayudan a disolver la tensión que estos podrían crear. De forma que el ambiente creado es oscuro, pero cómico. Además de una composición harmoniosa al formato en el que se grabó, no es de extrañar pues el mismo Kubrick se desempeñó como fotógrafo en su juventud.

    El sonido juega el papel de predisponer al espectador de forma positiva al inicio, con una música tranquila. Durante la película, me parece que simplemente intenta no añadir más tensión, sin ninguna innovación. Hasta que al final, en el momento de la destrucción de la humanidad, vemos esta secuencia de explosiones nucleares acompañadas con una canción relajante, simplemente nos hace reír.

    El montaje, ya bastante desarrollado para la época, también fue empleado eficientemente: sin los típicos errores o desenfoques en los bordes que solían acompañar el uso de esta técnica años atrás.

    Una de mis películas favoritas de toda la vida. En definitiva, brillante e importante no solo por su belleza y originalidad, sino por el momento de paranoia social y bélica en el que fue creada; y como una política propaganda de la persona de Kubrick. Agradó a tal punto a las fuerzas armadas y al estado, que obtuvo financiamiento y menor censura para realizar sus películas en el futuro. La versatilidad del director es lo que apreciamos aquí, y un uso genial de cómo funcionaban los clichés y prejuicios hacia los políticos y militares en esa época. Tras una hora y media de risas, burlas hacia los personajes, la vida, las paranoias conspiratorias, la muerte, el cloro, la sexualidad machista y-¿Hitler?-prácticamente todo en pantalla, uno termina aceptando que el título no es solamente marketing, tampoco un disuasivo, sino el verdadero objetivo: realmente “Dr. Strangelove” es la historia de cómo aprendí a amar la bomba.

    (Una versión más extensa será presentada para el trabajo final)

  10. Dr. Strangelove de Kubrick es una película en la cual la historia se desarrolla en el época de la guerra fría, nos cuenta con un poco de sátira y humor negro como un General de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos toma la decisión de llevar a cabo un plan de emergencia el cual consta en que: En caso de un ataque de el enemigo (Rusos) un general puede dar la orden de un ataque nuclear en defensa, la historia gira en torno a este acontecimiento y como Estados Unidos trata de evitar una catástrofe nuclear.

    Alguno de los momentos mas con mas sátira fueron cuando el Presidente de los Estados Unidos llama a Rusia para hablar habla con su homologo Dimitri el cual al parecer esta ebrio y la conversación se detiene en tema sin importancia y da mil y un rodeos para llegar al punto (Hay que tener en cuenta que en la película están con el tiempo contado). Otra fue el momento en el que el Dr. Stranglove de nacionalidad original alemana, esta dando una teoría de como preservar la raza humana después de la activación de la llamada ‘maquina del fin del mundo’ y mientras este habla empieza a tener un conflicto con su brazo mecánico al cual llega hasta morder por que empieza a realizar el saludo nazi en la sala de guerra en media presentación de su idea al presidente, También hay un momento en el que el avión del ejercito estadounidense no puede soltar la bomba debido a una falla mecánica en las compuertas, y el piloto de este baja para activarlo manualmente, al momento que las compuertas se abren el piloto esta sentado encima del misil con un sombrero de vaquero y al salir el misil este encima de el haciendo un grito de vaquero.

    La película a pesar de no estar entre mis géneros favoritos me atrajo bastante y me pareció entretenida, ya que tiene una forma muy particular de mostrar época de la guerra fría y a pesar de tener bastante sátira llega a dar al espectador la sensación de tensión causada por posibilidad de que la bomba llegue a su objetivo, me llamaron la atención las escenas en el avión ya que a pesar de ser falsas las tomas áreas que le hacen a este antes que le den la orden de ataque, describen muy bien el en contexto en el que se encuentran y la forma en que estos permanecen el aire 24 horas al día, sino me equivoco una de las primeras tomas muestras dos aviones conectados entre si por medio de una especie de manguera gigante que al parecer suministra y abastece de combustible al otro avión para que pueda mantenerse en el aire sin necesidad de aterrizar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s